En casa de Voltaire (1788)

Grabado carátula panfleto de 1795

François-Marie Arouet, Voltaire (1694-1778)

Es imposible sobreestimar el enorme rol que tuvo Voltaire en la divulgación de los ideales del movimiento intelectual denominado la Ilustración o Siglo de las Luces, del cual su nombre y el de su contemporáneo Jean-Jacques Rousseau son virtualmente sinónimos.

Proveniente de la burguesía, su vida ejemplifica el ascendiente que este estamento social adquiere a lo largo del siglo XVIII en una sociedad francesa plenamente dominada hasta ese entonces por la nobleza y el clero, ascenso que culminará con el acceso de la burguesía al poder durante la Revolución de 1789.

Como escritor, fue maestro en el estilo literario-analítico impregnado de mensajes edificantes propio de su era; numerosas obras suyas, como su novela Cándido, son hoy en día de lectura obligada para el estudio de la literatura universal.

Busto en mármol realizado por Jean-Antoine Houdon en 1778, castillo de Ferney-Voltaire.

Imagen: fotografía del autor.

Para cuando Francisco de Miranda visita el castillo que fuera residencia de Voltaire en Fernex, poblado francés fronterizo con Suiza hoy en día llamado Ferney-Voltaire, el célebre autor y figura emblemática por excelencia del llamado Siglo de las Luces tiene ya diez años de fallecido. Es el año 1788, y Miranda hace la visita el 28 de septiembre, una de las innumerables que emprende siguiendo los pasos a los filósofos de la Ilustración durante los cuatro años que viaja por casi toda Europa.

Voltaire había comprado en 1759 la propiedad estratégicamente situada en las cercanías de Ginebra, por aquel entonces una república independiente que aún no formaba parte de la Confederación Suiza, buscando resguardarse de las amenazas que sus opiniones políticas y anticlericales hacían pesar sobre él. El irreverente hombre de letras ya vive allí cuando la Inquisición prohibe la lectura del conjunto de sus obras en 1762 y allí permanecerá hasta 1777, año en que retorna con gran celebración a su natal París, donde morirá al año siguiente.

Durante esos largos años en Fernex, la fama de Voltaire hizo de su residencia un sitio de peregrinación, a tal punto que, cuando ya han pasado diez años de su muerte, Miranda escribe que más de dos mil personas todavía hacen cada año el viaje, a caballo o en carruaje, para visitar el pueblo, que pasará a llamarse oficialmente Ferney-Voltaire a partir de 1793.

El sudamericano conocía muy bien sus obras; las había leído al menos desde sus primeros años en Madrid y es probablemente por su posesión de ellas, entre otras, que comenzó a ser seguido por la Inquisición en 1776, cuando aún integraba el ejército español. En 1795, siendo ya veterano del ejército francés, lo citará en su Opinión del general Miranda sobre la situación actual de Francia.

Propiedad del Estado francés desde 1958, el castillo de Ferney-Voltaire fue reinaugurado en junio de 2018 por el presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, tras dos años y medio de restauración. La visita al mismo del autor de esta página tuvo lugar unas semanas más tarde; la dirección del establecimiento no conocía las anotaciones que Miranda había hecho sobre el lugar y señaló querer integrarlas en el contenido de sus exposiciones y visitas guiadas.

Edición realizada por Javier Arreaza Miranda de la transcripción publicada en el Archivo del General Miranda, pp. 44-45, Tomo IV, Viajes, Editorial Sur América, Caracas, 1930. La nota al pie de página y la información entre paréntesis ( ) son de Miranda; aquélla entre corchetes [ ] es del autor de esta página.


Château de Ferney-Voltaire

"La casa toda anuncia que el propietario  (pues Voltaire la edificó) no amaba el fasto, ni la disipación."

Imagen: fotografía del autor.

“Después de comer vino mi coche, y me fui con el Con[de] Landreany a Fernex, a ver la Casa que M[onsieu]r. de Voltaire habitó allí, y estará como a 1 legua [4,44 kilómetros de Geneve [Ginebra], sobre el territorio de Francia, País de Gex. No encontramos al propietario para quien traía recomendación.

Un criado me mostró toda la casa, que está considerablemente alterada; y solo el apartamento en que dormía Mr. de Voltaire está con su propia cama, y ornamentos poco más o menos. En un frente esta su retrato de cuando era joven con un libro en la mano, a la derecha el de Lecain [Lekain, nombre artístico del actor Henri-Louis Cain, amigo de Voltaire], coronado de Laureles; a la izquierda el de Federico II de Prusia en uniforme, y seguido el de Madame de Chatelet. Del lado opuesto Catherina II [Catalina II, emperatriz de Rusia] bordado por ella misma, en busto. Los otros son de un poco más de medio cuerpo.

Chambre de Voltaire

"Solo el apartamento en que dormía Mr. de Voltaire está con su propia cama, y ornamentos poco más o menos. En un frente esta su retrato de cuando era joven con un libro en la mano, a la derecha el de Lecain, coronado de Laureles; a la izquierda el de Federico II de Prusia en uniforme, y seguido el de Madame de Chatelet. Del lado opuesto Catherina II bordado por ella misma, en busto."

Imagen: fotografía del autor.

Una estufa de mala porcelana, en forma de pirámide, con un bustillo de aire, y pésimos versos en su alabanza (como "mon coeur est ici et mon esprit par tout") ["mi corazón está aquí y mi espíritu en todas partes"] son obras del marqués de Villet, que fue un tiempo posesor después de su muerte. Como así mismo hay una porción de cuadrillos de estampa en que se ven los retratos de Benoit 14 [el papa Benedicto XIV], de Boileau, Newton, Helvetius, Leibnitz, Franklin, Racine, Diderot, D'Alembert, Marmonteil [sic], Corneille, Delisle etc. Un cuadro fantástico está en la escalera donde se le adula ridículamente.

Let triomphe de Voltaire, par Alexandre Duplessis

"Un cuadro fantástico está en la escalera donde se le adula ridículamente." Se trata del óleo El triunfo de Voltaire, por Alexandre Duplessis, que 230 años más tarde está nuevamente colgado en el mismo sitio en el que Miranda lo observó.

Imagen: Blog Rodama1789.

La librería estaba contigua [tras la muerte de Voltaire, su biblioteca fue comprada por Catalina de Rusia, razón por la cual los libros que la componían ya no están en el castillo cuando Miranda lo visita], y podría contener de 5 a 6.000 volúmenes, según el espacio; mas ahora está convertida en cuarto para criados.

Los cuartos de su sobrina M[ademoise]lle Denis están de la otra parte y la casa toda anuncia que el propietario  (pues Voltaire la edificó) no amaba el fasto, ni la disipación.

Una iglesilla hay inmediata que él propio hizo edificar y una inscripción que está por fuera en el frontispicio lo anuncia:

Deo erexit.
Voltaire.
MDCCLXI

En el interior no hay más que un altar con un cuadro que re­presenta a J.C. [Jesucristo] que enseña su llaga a S[anto] Tomás.

Chappelle de Voltaire

"Una iglesilla hay inmediata que él propio hizo edificar y una inscripción que está por fuera en el frontispicio lo anuncia: Deo erexit. Voltaire. MDCCLXI"

Imagen: fotografía del autor.

Junto a este edificio están las caballerizas, y pegado había un pequeño teatro (que hoy está demolido) en que el mismo Voltaire solía representar.

Nos paseamos sobre la terraza en que hay una calle de arboles, y vista hermosa (1) aunque incomparablemen­te inferior a la de Las Delicias, campaña [casa de campo] en que vivió 10 años antes de venir aquí, cerca de Geneve. Muy pocos artesanos y gentes de la colonia que él fundó aquí han quedado hoy, sin embargo los restos le hacen honor.

Terrasse Château Ferney-Voltaire

"Nos paseamos sobre la terraza en que hay una calle de arboles, y vista hermosa aunque incomparablemen­te inferior a la de Las Delicias, campaña en que vivió 10 años antes de venir aquí."

Imagen: fotografía del autor.

Con la noche nos retiramos a casa y yo me puse a formar una [hoja de] ruta para su viaje de Italia a Ruthledge, y a arreglar mis papeles.

***

1. Los posaderos aquí nos informan, que sin embargo del concurso actual de forasteros, con la novedad de Chamonix, etc. no equivale al número que la reputación de Mr. Voltaire, les traía todos los años, que es cosa bien rara, cuando se ve que el concurso actual excede de 2.000 anualmente, según estoy informado."