Agradecimientos


A pesar de ser el resultado relativamente modesto, la realización de esta página web significó para su autor un esfuerzo considerable que no hubiera llegado a buen término de no ser por el apoyo que muchas personas le brindaron. A todas ellas el autor expresa su mayor agradecimiento:


Victoria Pulido, Gabriela Álvarez, Mabel Figueroa, Marta Fiore y Lupe Rodríguez, quienes leyeron entera o parcialmente mi borrador y me aportaron buenas recomendaciones.


El señor Holger Christoph, por permitir el uso la bellísima imagen aérea de Amberes que aparece en el capítulo titulado El camino a Amberes.


El señor Alexander Woronzoff-Dashkoff, por facilitarme el hermoso retrato realizado por Thomas Lawrence de su ilustre antepasado, el conde Simeón Vorontsov, que aparece en el capítulo titulado Rusos, ingleses y españoles.


Vilena Figueira de la Colección Documental Antigua de la Biblioteca Nacional de Venezuela, quien me procuró varias imágenes, particularmente el retrato de Miranda que aparece en el encabezamiento a todo lo largo de la página.  Esta imagen fue gentilmente editada por Carmen Moreno.


El señor Rodrigo Berríos, quien gentilmente me puso a disposición su transcripción de la carta de adiós a su padre escrita por el expedicionario Thomas Kemper en vísperas de su ajusticiamiento por su participación en la expedición del Leander, así como de la imagen que la acompaña.


Mi hermano Francisco, y mis amigos Max Römer y Ada Hernández, quienes me regalaron libros que me fueron muy útiles.


Mis hermanos Gerardo y Leopoldo, y mis amigos Yannick y Nancy Orset, Alfredo Lavalley, Godiva Graterol y Juan Fermín Torres, Denis Frenkel, Sylvie Mazzardis, Ricardo y Debbie Blank, por haber pacientemente escuchado durante largas temporadas mi incesante monólogo sobre Miranda y la página web que acerca de él estaba escribiendo.


Cécile Matthey, quien me dedicó su tiempo, conocimiento y paciencia en la corrección de una versión inicial de esta página escrita en francés.


Margaux Tharin, quien corrigió en un francés muy elegante una traducción hecha por quien esto escribe de las observaciones de Miranda acerca de la ciudad de Nyon y otras poblaciones de las orillas de Lago Lemán.


Georges Bochud, por su solidaridad y amistad en circunstancias difíciles, y por el apoyo material que facilitó para que pudiera realizar el curso de concepción de páginas web sencillas que le dio origen a ésta.


La señora Gloria Henríquez Uzcátegui, por su amistad y sus amables recomendaciones acerca del uso de documentos transcritos, y por diversas informaciones que compartió conmigo. Doña Gloria, tristemente fallecida en 2014, consagró una importante parte de su vida a organizar, junto a Miren Basterra y bajo la dirección de Josefina de Alonso, la segunda edición realizada de los archivos personales del General Miranda, Colombeia. El resultado es un trabajo impresionante que ha facilitado la labor de incontables historiadores y estudiosos.


Por último, el autor desea agradecer y rendir homenaje a todos los autores vivos o ya fallecidos cuyos textos han servido de base para la realización de este trabajo, textos que se hallan mencionados en la página dedicada a las fuentes bibliográficas. Realizar una síntesis de lo dicho en todas esas obras fue tarea sencilla en comparación a la de localizar, organizar y comparar manuscritos y otros documentos propios de Miranda y sus contemporáneos. Cualquier inferencia errónea reproducida en esta página es responsabilidad de quien esto escribe y no de esas admirables personas.


JAM