Carta de Miranda a la Emperatriz Catalina II (1787)

Tras finalizar su recorrido de 11 meses por la Rusia imperial, Francisco de Miranda agradece a Catalina la Grande todas las atenciones que le ha brindado durante su estadía y la protección que ella ha ordenado a su favor a sus representantes en el extranjero. Miranda se dice dispuesto a incorporarse a su servicio una vez que él haya cumplido con el "gran e interesante asunto" que le ocupa actualmente.

Traducción del francés y transcripción realizada por Gloria Henríquez Uzcátegui y Miren J. Basterra y publicada en la página web de la Academia Nacional de la Historia, Venezuela

"San Petersburgo, 15 de agosto de 1787

(Viejo estilo)

(Copia)

Señora:

Que Vuestra Majestad Imperial se digne permitir que ofrende a sus pies estas humildes expresiones de mi profundo agradecimiento por todos los favores y bondades que V.M. se ha dignado concederme desde que tuve la dicha de serle presentado en Kiev, y que han penetrado de tal modo en mi alma que no podré sino quedar inviolablemente atado a su Augusta Persona.

Solamente un gran e interesante asunto, como el que me ocupa actualmente, sería capaz de hacerme diferir el agradable y dulce placer de poder, por mis servicios, pagar en parte lo que debo a la benevolencia de Vuestra Majestad, y de compartir con sus súbditos las ventajas inestimables e insignes de que goza la sociedad bajo su ilustre y glorioso reinado. Pero en cuanto mis compromisos sean fielmente cumplidos en otra parte, como tuve el honor de comunicar a V.M. por el señor General Mamonov en Kiev, me atrevería a recordarle su promesa y espero que su bondad se dignaría aceptar los modestos servicios de un hombre sincero que no busca en todas estas gestiones sino el beneficio y la felicidad de los demás.

La protección que la magnanimidad de V.M.I. ha querido concederme, será siempre un nuevo motivo para que mis acciones resulten tan correctas como me sea posible, y no dudo de que bajo tales auspicios mis deseos serán perfectamente realizados, a pesar de todas las invectivas de la cábala de un partido combinado.

La Letra de Crédito que V.M. ha tenido a bien agregar, será utilizada juiciosamente en caso de necesidad y siempre satisfecha por mi parte, teniendo el honor de considerarme con sincero agradecimiento y profundo respecto de V.M.I., el más humilde y muy obediente servidor.

Francisco de Miranda"

T. XI, f. 167 Viajes